God save the Queen, de Keith Haynes. Imagen inspirada en Sex Pistols.