Sillas de la pasada edición de I love retro.