Flores vintage sobre una mesa blanca en la que hay platos y libros.