Trabajo de body art de la artista japonesa Chooo-San . Es un interruptor pintado en el cuello de un chico.