Trabajo de body art de la artista japonesa Chooo-San. Ha pintado ojos y una boca deformada en la cara.