Trabajo de body art de la artista japonesa Chooo-San. Es un rostro de una chica pintado en una mano.