Lugar de trabajo en el que hay varios carteles de películas en las paredes.