Huéspedes en el salón de Villa Sapi.