Constancia, la primera regla para salir del atasco creativo

Cuando decidí iniciar “Moove Up” me movía una gran ilusión por plasmar en un apartado de esta web algo mucho más cercano, narrado en primera persona y que ayudara a todos aquellas personas que quieran emprender por su cuenta, sobre todo en el área creativa a partir de algunas de las experiencias con las que he aprendido a encontrar mi propio camino laboral en los últimos años.

escribir para productividad

Sin embargo, pronto las obligaciones diarias, cumplir con los contenidos más generales de esta web, mi trabajo en el área del Social Media y el Marketing y otros compromisos laborales han hecho que faltara a unas de las premisas básicas para sacar adelante cualquier proyecto (y más si es online): ser constante en lo que se inicia.

A veces nos quejamos por tener la mente en blanco, nos encontramos atascados, sin ideas… pero esos vacíos creativos siempre nos van a ocurrir en ciertas etapas de nuestra vida laboral (es lo único seguro). Si lo asumimos, será mucho más sencillo salir del agujero. Sin embargo, la mejor arma para escapar de esta sequía es la constancia en la actividad. No importa que las ideas no sean las mejores de nuestra carrera, lo importante es que no paremos de trabajar.

playa

Una de las diferencias que tenemos en España con respecto a otros lugares como EE.UU es nuestro pavor al fracaso. Dicen que allí no se es un empresario de éxito sin haber fracasado varias veces previamente. Aquí, en ocasiones, por no fracasar, nos autoboicoteamos y no iniciamos nuestras ideas siquiera. Por tanto, lo que he podido sacar de conclusiones tras este tiempo de sequía y falta de constancia es lo siguiente:

– Si se inicia algo, es fundamental ser constante en ello para conseguir algún fruto. En mi caso, nunca debí dejar este apartado sin actualizar durante más de un año.

– Si nos encontramos en blanco, no debemos dejarnos llevar por el pánico. Lo ideal es hacer un brainstorming particular y no temer a las malas ideas. Por experiencia después de una de esas sesiones horrorosas en las que parece que nada sale, sólo un paso más allá está LA IDEA. Esa que tanto estábamos esperando.

Ideas para fomentar la creatividad

Por tanto decidí hace una semana que, desde hoy, día 7 del 7, todos los días iba a escribir sobre algo (en su defecto hacer alguna pieza de diseño, fotografía de mi día o cualquier cosa que fomente mi creatividad). Intentaré que sea aquí, pero como tengo varios blogs, páginas tanto personales como profesionales, a lo mejor lo diversifico y, seguramente, me deje algo para un diario privado. El caso es: hagamos lo que hagamos, lo importante es NO PARAR. Y es que, como bien decía Picasso: “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”. Es una frase que siempre me ha parecido genial, porque si de algo estoy segura, es que la inspiración llegará tras la acción y no tumbados en un sofá autocompadeciéndonos por no saber hacia donde tirar…

Disculpad que no ponga ahora ejemplos concretos, seguramente habrá posts en los que me dirija a algún sector en particular. Pero es que esto de la CONSTANCIA se puede aplicar a cualquier actividad que estemos desempeñando. En mi caso, es esta bitácora es mi ejercicio de constancia. Ahora, me gustaría plantear un ejercicio para cualquiera de vosotros:

Decide cuál será tu constancia y a partir de cuándo la comenzarás.

Compártela con nosotros (eso dejará patente tu compromiso por escrito).

Si crees que te puedes agobiar, pon una fecha tope para parar este compromiso y  recapacitar sobre todo lo que te ha aportado. Coger fuerzas y planificar otra constancia o continuar con la misma.

En mi caso, he elegido mi día simbólico (porque no todo comienza el día 1 de enero de cada año). Y la actividad es la que necesitaba para mi misma (escribir es lo que más me ayuda a aclarar mis ideas) y para ayudar a quién le pueda servir (siempre he querido dedicar parte de mi jornada a ayudar de alguna forma a los demás).

Así, si eres fotógrafo, te puedes plantear capturar una imagen diaria de algo que vivas. No es necesario que sea la mejor instantánea (recuerda, lo mejor es hacer, no que sea equiparable al trabajo de Annie Leibovitz o Eugenio Recuenco). Si eres diseñador, hacer una pieza por semana. Si te gusta el handmade y disfrutas con él, puedes proponerte crear algo diferente cada semana o, si es algo que lleva más tiempo, ampliar el plazo a quince días o incluso un mes…

Y si hay algo que puede ser común para todos es el tema de la escritura, plasmar por escrito las ideas, pueden despejar muchísimo nuestra mente nos dediquemos a lo que nos dediquemos…

Desde ahora os animo a que defináis esta constancia y que la compartáis conmigo y con el resto de lectores. Por hoy no me extiendo más, pero iré escribiendo poco a poco sobre mis reflexiones y estaré encantada de escribir sobre cualquier cuestión que os pueda interesar. Desde luego, no soy experta en todo, pero sí llevo muchos años trabajando por mi cuenta y haciendo de mi vida lo que siempre soñé, así que estaré encantada de aportar lo que esté en mi mano.

¡¡Espero vuestras constancias!!

 

Imágenes: Shutterstock

Valora Este Artículo

Constancia, la primera regla para salir del atasco creativo
4.9 (97.78%) 9 votes