Fotografía tomada por Isabel Muñoz en Burkina Faso