Un piso nórdico en Gotemburgo con mucho encanto

Su escena cultural y la calidad de sus restaurantes han hecho de Gotemburgo un lugar al que acudir para disfrutar de unas buenas vacaciones. Cuna de festivales, museos y grandes jardines, posee un alto atractivo, sobre todo en Navidad cuando la iluminación invade las calles. En medio de este panorama, os hablamos de un piso nórdico con mucho encanto situado en la ciudad y que, seguramente, os dejará embelesados. Ya sabéis que la decoración nórdica es una de nuestras pasiones, y no es la primera vez en la que hablamos de ella.

Piso de Gotemburgo 13

Piso de Gotemburgo 11

Piso de Gotemburgo 10

Piso de Gotemburgo 12

Piso de Gotemburgo 14

Se trata de un hogar que recoge muchas de las tendencias en interiorismo de las que hemos estado hablando en las últimas semanas. Una verdadera joya en el marco de la decoración que se compone de dos niveles conectados por una bonita escalinata blanca que hace las veces de área de almacenaje o ropero. Se gana espacio aprovechando la cavidad bajo la escalera que, tras cerrarla, engaña a los sentidos.

Piso de Gotemburgo 09

Piso de Gotemburgo 07

Piso de Gotemburgo 06

Piso de Gotemburgo 24

Las paredes de ladrillo viejo de algunas estancias se combinan con un fondo totalmente blanco, obteniendo así una sensación de amplitud, limpieza y orden propia de las casas de estilo nórdico. Si hace poco hablábamos de la decoración con palets, el salón-comedor se ve coronado por una mesa móvil de baja altura construida con palets cuya madera se tiñe de oscuro.

Piso de Gotemburgo 25

Piso de Gotemburgo

Piso de Gotemburgo 02

Aunque ya hemos dejado atrás las vacaciones de Navidad, recuperamos las recomendaciones de regalos navideños en este post. El motivo no es otro que los cuadros con mensajes y las mantas de pelo que encontramos en el recorrido de esta maravillosa vivienda. Los dueños van un poco más allá e incluyen alfombras de pelo blanco en los dormitorios y el salón.

Piso de Gotemburgo 03

Piso de Gotemburgo 04

Se aprecia el concepto de espacio abierto en gran parte del piso, donde los tabiques desaparecen. La excepción reside fundamentalmente en el cuarto de los niños, donde las paredes blancas se conservan.

Nuevamente, nos encontramos con objetos reciclados que adoptan un nuevo uso. Las cajas de fruta, lacadas en blanco, hacen las funciones de cajas donde meter todos los juguetes. Una forma práctica de mantener la habitación recogida incorporando las tendencias sostenibles de decoración.

Piso de Gotemburgo 16

Piso de Gotemburgo 17

Piso de Gotemburgo 15

Un piso nórdico invadido por flores blancas, en su mayoría, que decoran los grandes ventanales. Un ejemplo de cómo integrar este elemento es el dormitorio principal. Un dormitorio que huye de los excesos e incluye mobiliario de diseño como las lámparas de suelo o las butacas tapizadas en cuero.

Piso de Gotemburgo 21

Piso de Gotemburgo 18

Piso de Gotemburgo 19

Piso de Gotemburgo 20

Piso de Gotemburgo 22

Piso de Gotemburgo 23

Pero el recorrido no acaba aún, porque la pequeña terraza de este piso es la guinda del pastel. Un rincón zen al que acudir al final de la jornada para relajarse. Sobre un baúl antiguo, convertido en mesa,  nos encontramos con fresas y champán. Una buena imagen para despedir este maravilloso hogar ubicado en Gotemburgo.

Piso de Gotemburgo 26

Piso de Gotemburgo 27

Imágenes: Delikatissen.

Valora Este Artículo

Un piso nórdico en Gotemburgo con mucho encanto
4.6 (91.43%) 7 votes