Se acerca el otoño y nos preparamos para volver a pasar más tiempo en casa. Menos horas de luz natural y el consiguiente gasto extra de luz artificial. Es el momento de hacer nuestra casa más acogedora redecorándola con motivos más otoñales y materiales más cálidos.

También debemos pensar es que, cuando estamos más en casa, nuestros consumos se elevan, especialmente el de la luz. Por un lado, tenemos más consumo de calefacción, que se dispara si es eléctrica, pero también utilizamos más otros aparatos como calefactores portátiles o calentadores y, por supuesto, consumimos más electricidad por encender las luces más tiempo que en verano y usar más los aparatos eléctricos de casa.

Por eso, es fundamental que elijamos una compañía eléctrica que nos ayude a que nuestros gastos no se disparen y que se pueda adaptar a nuestras necesidades. Ahora mismo, hay compañías que nos ofrecen tarifas de luz realmente interesantes para que nuestra factura se mantenga a raya.

Ventajas que puede ofrecerte una compañía para que nos decantemos por contratarla

Para ello, debemos hacer un estudio de las diferentes tarifas de luz que hay en el mercado y dar con la que creamos más eficiente para nosotros. Pero ¿Qué ventajas podemos encontrar en una compañía eléctrica que nos haga decantarnos por ella?

  1. Encontrar una compañía que te venda la electricidad lo más cercano al precio de coste. Hay algunas que lo igualan y te cobran una pequeña cantidad mensual por coste del servicio.
  2. Si te preocupa el medio ambiente y la sostenibilidad, seguro que para tí es imprescindible que tu compañía eléctrica comercialice energía 100% renovable, certificada por la CNMC.
  3. Que nos aten a un servicio durante un tiempo determinado es una de las peores sensaciones que podemos tener a la hora de contratarlo. Por eso, es ideal contar con una compañía que no nos obligue a estar con ella por contrato, que no tengamos permanencia. Esto nos permitirá sentirnos libres para elegir un cambio o una renegociación.
  4. Facilidad de contratación. Hay compañías que arreglan todo de forma virtual. Desde luego, mucho más cómodo y sin complicaciones. Gestiona todo por Internet y te enterarás de tu cambio cuando te llegue factura de tu nueva energética. Amigable 100%.
  5. Algunas compañías no son proveedores de energía, sino que trabajan con varios sectores. Estúdialas y seguramente te ofrezcan ventajas por ser cliente previo de algunos de sus otros servicios.
  6. Elige flexibilidad. Compañías que te permitan elegir tarifas que se adapten a tus horarios y consumos y que tengan planes a medida para tí. A poder ser, esas que te ayudan a encontrar la mejor alternativa para que ahorres y no sientan que quieren ir a ganar más.

Tarifa luz en otoño hogar

Ventajas adicionales que hemos encontrado en algunas compañías de la luz

Hay compañías que, visto el cuasi monopolio que existía con las grandes multinacionales, ofrecen ciertas ventajas originales y realmente ventajosas para los consumidores. Éstas son en gran parte innovadoras, ya que las grandes compañías pocas veces se han molestado en marcar la diferencia:

  1. Seguro por desempleo. Dentro de la factura que pagas, puedes elegir pagar una prima (a veces se trata de unos pocos céntimos al mes) para contar con una cobertura en caso de pérdida de empleo. Algo que nos ayuda a respirar en nuestros peores momentos, desde luego.
  2. Otras compañías optan por que seas tú quien elige la cuota mensual cuando no te leen el contador. ¿Por qué pagar la cifra que la eléctrica supone que será la gastada y no ser tú el que ponga la cifra que crees más justa? Una vez se haga la lectura, te devuelven o te cobran la diferencia con respecto a esa cuota.
  3. Posibilidad de cambiar de tarifa tantas veces como sea necesario pagando una cantidad que salga a cuenta cada vez que se realice el trámite (una buena cifra estaría en torno a los 10-11 euros).

Por nuestra parte, esperamos que encuentres la que consideres como tu mejor opción y que pases un otoño e invierno de lo más “Hygge”.

Imágenes:  Alena Ozerova, StockLite