Portada del libro de Murakami en su edición japonesa