Las maletas antiguas se han convertido en un objeto decorativo de lo más demandado. Si antes servían para viajar ahora hacen las veces de mesilla, estantería o aparador. Y es que la tendencia DIY vuelve a reciclar un elemento que aporta al hogar una estética vintage…