Llega pisando fuerte la decoración pop, diseño que aporta a los hogares un ambiente moderno con un toque vital, fresco y divertido, capaz de inyectar una dosis de positivismo y alegría cuando entramos por la puerta.