Un billete a ningún lugar. Con estas bellas palabras empiezan muchas historias, pero no la nuestra. La nuestra hablaría más bien de un billete a una ciudad multicultural, donde el abanico de planes y actividades resulta abrumador. Ya lo decía Mario Vargas Llosa “es el…