Tradicionalmente los hoteles de negocios son lugares donde hombres con corbata de mediana edad acuden a comer algo ligero, ducharse y dormir para reponer energía para el día siguiente.