Salir de casa con todo planificado y dejando los menos cabos sueltos posibles. Atrás quedó esa filosofía partidaria de la improvisación de: “Cuando estemos allá, veremos”. El turista español es ahora más organizado, cauteloso y tiene sus objetivos más claros, por eso prefiere tener todo…