Las energías renovables son energías que se obtienen a partir de fuentes naturales virtualmente inagotables, ya sea por su cantidad de energía o porque son capaces de regenerarse por medios naturales.

Existen muchas empresas que producen, envían y distribuyen energía proveniente de este tipo de fuentes, mayormente la energía solar, la energía eólica, la energía hidráulica o la geotermia y la biomasa. Y hay muchas de estas empresas de energías renovables que cotizan en bolsa, más de las que puedas imaginar.

Las energías renovables actualmente

Claramente a día de hoy el sector de las energías renovables ha aumentado enormemente. Empezó a finales del siglo XX con el inicio de la escasez del petróleo y los impactos climáticos y sanitarios de las diferentes energías carbonadas. Desde entonces, diversas empresas intentan hacerse un hueco en este sector para ofrecer diseños de instalaciones cada vez más innovadoras, por ejemplo, en las nuevas viviendas con las instalaciones de energía solar fotovoltaica de autoconsumo, siendo la más demandada en estos momentos.

Beneficios de construir una vivienda pasiva

La energía solar fotovoltaica en la vivienda

Dentro de la energía solar, podemos distinguir dos tipos:

  • Energía térmica. Recoge la energía en depósitos de agua y se utiliza para la climatización de casas o calentar el agua de piscinas, por ejemplo.
  • Energía solar fotovoltaica. Siendo ésta la más demandada en estos años, necesita baterías para almacenar la radiación solar y produce energía eléctrica para la alimentación de motores y aparatos eléctricos.

Panel solar sobre techo rojo como energía renovable

La rehabilitación energética en la vivienda

La rehabilitación energética mejora la calidad de vida de la sociedad sin duda alguna, con un mayor confort en las viviendas y desde hace poco son subvencionadas, y más que lo serán en un futuro próximo.

En el caso de la construcción de una vivienda, podemos conocer su consumo energético mediante el certificado energético de la edificación. Los edificios anteriores a este certificado no se construían atendiendo al derroche de energía, ni se tenía en cuenta los criterios de sostenibilidad que hoy son de vital importancia para el futuro del planeta.

Actualmente, el certificado energético de las viviendas corresponde la letra A a las que son más eficientes, y la G, las que consumen más energía. Para resolver el problema de este consumo hay que poner atención al aislamiento térmico, pues si en una casa hace frío en invierno puede significar que el calor se está escapando por las paredes y ventanas que dan al exterior. Si el envolvente de la vivienda estuviera construido con unos materiales adecuados, el interior alcanzaría la temperatura deseada, independientemente de la temperatura exterior.

Estos problemas se están resolviendo gracias a las nuevas construcciones que tienen un consumo de energía más reducido, incluso su diseño, materiales y gestión apenas gastan energía, y las que gastan son renovables. La rehabilitación energética se debe realizar en las viviendas de antes para adecuarlas a la situación actual y a las nuevas normativas. Esta inversión se recuperará en un corto plazo debido al ahorro económico que se tendrá con el ahorro energético, además de contribuir positivamente a la conservación medioambiental y a la sostenibilidad.

Ventajas de las energías renovables

  1. Son energías inagotables, a diferencia de las fuentes tradicionales. Esto es un dato a tener muy en cuenta porque hacer uso de energías renovables te asegura que las próximas generaciones contarán con una fuente sostenible de suministro energético.
  2. Un gran ahorro económico a medio-largo plazo. Todo depende de la zona y de las horas de sol para maximizar el ahorro, pero lo que está claro es que la instalación de paneles solares va a permitir estabilizar los costes de la energía.
  3. La instalación sencilla de paneles duraderos, silenciosos y fabricados con silicio, mayormente, uno de los materiales más abundantes en la tierra.
  4. Los gastos de mantenimiento son mínimos, una vez instalados los paneles solares te puedes olvidar de ellos.
  5. El Gobierno ofrece subvenciones a cada comunidad autónoma por usar este tipo de energías de forma particular.
  6.  Es posible vender la energía que se ha producido, pero que no se ha consumido. Desde 2019, se aprobó un Real Decreto donde permitía que la energía generada por la energía solar se podía trasladar a la red y a cambio se obtendría una compensación económica por parte de la comercializadora correspondiente.

Claramente, las energías renovables no solo son el futuro, sino también son el presente. Nos damos cuenta que cada vez son más ventajas para el medio ambiente y para nuestro beneficio poder disfrutar de este tipo de energías inagotables, económicas y fáciles de instalar en las viviendas.

Imágenes: DepositPhotos