“Mi nombre es David. Tengo quince años. Me gusta madrugar para ver la salida del sol, viajar, leer, el té, la sandía, salir a la calle a contar las estrellas y tener subidones haciendo fotos interesantes”.