El Covid-19 ha cambiado nuestros hábitos de compra. Compramos más cantidad de productos porque ahora toda la familia hace todas las comidas en casa y también porque hemos reducido nuestras salidas al supermercado, que son mucho más complicadas que antes por las medidas de seguridad…