Si hay un sitio de Madrid en el que perderse es toda una delicia, éste es, sin duda, el Barrio de Malasaña. Quienes lo conozcan sabrán bien la cantidad de cosas que podemos encontrar a cada paso que demos.