Nuestra afición por medir el tiempo se remonta milenios atrás. Esta preocupación del ser humano por saber en qué época del año nos encontramos o en qué momento del día, parece que nació vinculada a nuestro ADN. El origen de los calendarios es un tanto…