Bruguer, marca líder en pintura decorativa, lanza el Color del Año 2024:  Dulce HogarTM.  Un tono cálido y versátil inspirado en las suaves plumas y las nubes del atardecer con el que pretende convertir cualquier casa en un Dulce Hogar. 

El color del año 2024 es un tono acogedor, diseñado para hacernos sentir tranquilidad, sosiego y alegría, perfecto para crear un refugio personal, hacer de nuestra casa un espacio seguro que nos resguarde del exterior.

Dulce HogarTM, , el color del año 2024, se ha presentado a través de un evento experiencial en Madrid, de la mano de su manager de marca, Irina Zakreva y de la decoradora madrileña, Miriam Alía, que ha explicado cómo podemos aplicar el color del año en decoración: “En general la gama de tonos rosas, marrones suaves y terracotas que evocan el color del año nos aportan una sensación de confort y tranquilidad, perfectos para crear espacios en los que nos sintamos en paz” ha asegurado la interiorista. 

Interior de sofás del evento de decoración Ducle Hogar con Bruguer

Alía ha aprovechado la presentación para hablar de los diferentes procesos creativos que sigue en su estudio, la importancia de los detalles y cómo aplicar el color en diferentes espacios para así lograr que nuestra casa se convierta en un dulce hogar. 

Con este acto, Bruguer se sigue posicionando y acercando como marca líder en color e inspiración, aproximando las últimas tendencias a diferentes audiencias: prensa especializada, creadores de contenidos, escuelas de diseño y profesionales del sector.

Dulce HogarTM el color que invita a desconectar del mundo y conectar contigo 

Como cada año, el equipo de expertos en color del Centro Global de Estética –Global Aesthetic Center– de Bruguer, ubicado en Ámsterdam y dirigido por Heleen Van Gent, directora creativa de AkzoNobel, se reúne con periodistas, sociólogos, arquitectos y diseñadores de todo el mundo para poder analizar conductas, comportamientos sociales, tendencias culturales y patrones tecnológicos para identificar estados de ánimo que se transforman en colores del año. 

Salón con el color del año 2024 tono azul

Cuando vivimos bombardeados con información 24/7; cuando la realidad aumentada y los mundos virtuales nos ofrecen experiencias digitales cada vez más sofisticadas y con múltiples capas; cuando hemos adquirido el hábito de utilizar múltiples dispositivos a todas horas del día y, a menudo, no es de extrañar que podamos sucumbir a la sobrecarga sensorial y buscamos, cada vez más, momentos de tranquilidad y calma.

El hogar se convierte en el lugar perfecto para ello.  Debe ser el espacio donde encontremos claridad y sencillez en tiempos complicados, apreciando el valor de las cosas que a menudo damos por sentadas y centrándonos en las que están a nuestro alcance y con las que podemos conseguir un poco de paz mental y felicidad. 

Habitación con un color de pared suave

Los colores, también responden a acontecimientos sociales y sus tonos van variando en función de los cambios a los que se enfrenta la sociedad actual.  Hemos pasado de utilizar tonos más vivos, a los más neutros y naturales, hasta llegar a los más cálidos y suaves que son los que predominan en la paleta de Dulce HogarTM,, el color del año 2024. 

¨Buscábamos un color suave y accesible que ayudara a que sintieras tu hogar como un santuario personal frente a los retos de la vida exterior. Queríamos un color de base positivo y delicado que funcionara a la perfección por sí solo o dentro de un esquema decorativo sencillo, pero que también sirviera para realzar una gama de otros colores” asegura Heleen Van Gent, directora creativa de AkzoNobel.

Pasillo o hall de piso con paredes pintadas en color suave

Un color del año y tres paletas

Concebidas a partir de Dulce HogarTM con el objetivo de ayudar a los consumidores a elegir colores de pared armoniosos y que sean tendencia, surgen tres paletas de color que cuentan su propia historia y aportan a cada habitación un aspecto y sensación muy diferentes.

Una colección de 28 tonos que pueden combinarse entre sí de innumerables maneras para que cada persona cree el estilo con el que mejor se identifica, y que están clasificadas para dar respuesta a estos comportamientos: sentimiento de pertenencia; calma y sosiego, y aprovechar momentos de felicidad.

Desde la arcilla mediterránea, a las arenas africanas, los tonos tierra de ‘Colores cálidos’ resultan familiares y reconfortantes y te transporta a un lugar cómodo y seguro.

Esta paleta combina tonos piedra, tierra y arcilla.  ‘Colores tranquilos’ hace un recorrido desde verde de la salvia, al azul marino, unos tonos fluidos que ayudan a relajarnos y sentirnos a gusto, y que nos conectan con la esencia de la vida.

Por último, la paleta de ‘Colores estimulantes’ nace con el objetivo de dibujar una sonrisa en la cara del consumidor; del amarillo sol, al rosa pluma, estos suaves tonos pastel aportan un toque alegre y moderno a cualquier habitación.  Armonioso, acogedor e inspirador, este abanico cromático crea sencillos efectos de pintura para lograr una sensación personalizada en cada espacio del hogar.

Para Bruguer, como marca líder en pinturas decorativas y tendencias cromáticas, el color es uno de los factores más influyentes a la hora de mejorar el estado de ánimo de la gente. Por ello, este año han lanzado la campaña “Dicho y hecho”, un llamamiento a actualizar tus espacios de forma fácil, rápida y económica, según tu estilo y tu personalidad, o incorporar las tendencias que te gustan, según tu forma de relacionarte con la vida.