Quizá el término «mágico» es utilizado con exceso cuando se habla de determinados hoteles, cuando por lo general la verdadera magia no la posee el hotel sino la experiencia que obtenemos de él. 4.0 01