La pandemia ha modificado muchos sectores y el de la arquitectura no ha sido menos. Las ciudades y los edificios están siendo reinventados a causa de la pandemia. Ahora las personas tienen otras necesidades en sus propias casas pero también en los lugares públicos. Vamos a ver los posibles cambios de nuestro entorno tras el coronavirus según los arquitectos y diseñadores.

vivienda después de la pandemia

Cambios en grandes espacios públicos

  • Oficinas abiertas. Antes del virus ya estaban en declive. Después de todo lo aprendido con el trabajo virtual se contribuye a crear espacios de oficina que permitan un equilibrio de concentración aislada y colaboración productiva y significativa. Si el trabajo virtual es exitoso y somos más productivos, cambiará la propuesta de valor del espacio de trabajo compartido.

Oficina después de la pandemia

  • Desarrollo de tecnologías. Los espacios públicos se moverán hacia una mayor automatización y domótica para evitar contacto y contagios: puertas automáticas, ascensores activados por voz, entrada a la habitación de un hotel mediante telefonía móvil, interruptores con manos libres al igual que los controles de temperatura, etiquetas automáticas para maletas check-in y seguridad avanzada en el aeropuerto.
  • Baños públicos. Cuentan con una puerta que es probable que sean eliminadas siempre que sea posible. Los diseñadores recurrirán cada vez más a telas y acabados antibacterianos, incluidos los ya existentes como el cobre y los que se desarrollarán. También, dentro de los hoteles se esperan baños autolimpiables, así como espacios modulares más pequeños que puedan cerrarse a otros huéspedes y al mismo tiempo ser abiertos y desinfectados rápidamente.

Hotel después de la pandemia

  • Elementos de construcción. Estamos hablando, por ejemplo, de superficies planas donde los gérmenes puedan asentarse. Antes se usaba para el cuidado de la salud pero ahora puede tener efectos secundarios nocivos. Lo mismo ocurre con la instalación de sistemas de ventilación.
  • Diseño de atención médica. Seguramente que se actualice. Desde la perspectiva del diseño, es probable que la capacidad de una habitación pueda ser más flexible para convertirse fácilmente en una UCI si hiciera falta.

Hospital después de la pandemia

  • Salas de espera. Se pretende eliminar esta área de espera tradicional mediante la creación de rincones de espera alternativos. Esto permite a los pacientes estar en otro lugar del edificio, en lugar de sentarse en el mismo lugar con otras personas enfermas y así evitar posibles contagios. Los arquitectos y diseñadores ayudan así a las personas a comenzar a pensar en los espacios públicos como un hogar y menos como el espacio de otra persona, y así los tratarán mejor.

Los arquitectos y diseñadores no creen que la reunión pública desaparezca del todo, puesto que los deportes o los conciertos son algo que tiene que volver para disfrutarlos en conjunto.

Imágenes: Comunidad RH, Plataforma Arquitectura, Idealista, The Luxonomist, Hotel Perú News.