Los estudiantes internacionales que llegan a París disfrutan integrándose con la gente local.
«Esta colección es un homenaje a las universitarias, tan curiosas y con ganas de aprender, y que
saben enriquecerse gracias al contacto con otras culturas. Comparten un apartamento en la
capital con chicas de diferentes países, y se adaptan a la vida parisina creando un estilo que se
nutre de diferentes inspiraciones
» explica Sophie Delafontaine , Directora Creativa de
Longchamp.

Para integrarse con éxito, las estudiantes de Arte en Longchamp University tienen su propio dress code sudaderas, camisetas, chaquetas e incluso vestidos con el logo de la institución. Si quieren conseguir una imagen totalmente chic optan por vaqueros y una chaqueta con un estampado de caballos de carreras, o un abrigo con estampado de cebra sobre la sudadera.

Modelo con un abrigo de leopardo y bolso de Longchamp

A veces van a clase con pantalón corto, que también lucen para tomar un té en el Barrio Latino o en Saint Germain des Prés.

Son muy estudiosas, pero sacan tiempo para salir de noche por la Ciudad de la Luz. Como auténticas parisinas, saben cómo dar un toque informal en un vestido de lentejuelas con una camiseta gris de algodón.

Modelo con camiseta de lentejuelas y bolso pequeño de Longchamp

Durante las vacaciones se dirigen a Saint Tropez donde lucen shorts hechos de pañuelos de seda reutilizados, piezas de punto con motivos de margaritas, y vestidos largos y vaporosos con aberturas atrevidas. Pasean con sandalias de la colaboración de Longchamp con K Jacques la emblemática casa artesanal sinónimo de Saint Tropez.

Para ir a la playa, su bolso preferido es un Pliage® grande tejido, pero ya de vuelta a París, los mini Le Pliage® y los mini Roseau o Épure afirman sus credenciales urbanas. Para ir a clase, el espacioso bolso Très Paris de piel de vaqueta flexible, combina estilo y practicidad.

Modelo con un bolso grande de Longchamp y gorro fucsia

Las estudiantes Erasmus no tardan hacerse con códigos parisinos, y ¿cuál es su filosofía? «Sobre la sudadera, pieza central de la colección Longchamp University aparecen las palabras «optimista» y «universal». Estos valores de universalidad y positivismo capturan el espíritu de Longchamp a la perfección», afirma Sophie Delafontaine.

Modelos llevando bolsos de Longchamp

Prendas clave

  • Los must have: La sudadera cropped o la camiseta anudada estampada con la firma Longchamp.
  • El look estrella: el vestido chaleco largo de lentejuelas
  • La prenda que dice “primavera“: la chaqueta sin mangas de piel de cordero troquelada con motivos de margaritas de ganchillo.
  • El imprescindible de las vacaciones: los shorts de pañuelos de seda reutilizados, combinados con un top.
  • El estampado clave: un estilizado caballo de carreras sobre tela vaquera
  • Colores positivos: tonos cálidos de naranja, amarillo y rosa fresa, además de un morado intenso Y, por supuesto, los siempre universales blanco, negro y caqui.
  • Los tejidos: algodón, ganchillo, bordados, denim y piel de cordero, combinados con lentejuelas, metálicos fluidos y tejidos técnicos.
Modelo andando por la calle con bolso Longchamp y falda de lentejuelas
  • Los bolsos de la temporada: Le Pliage ® de tela aspecto paja, el bucket Roseau, pequeño y suave, el Box Trot en color block
  • El calzado estrella: Los zuecos mocasines de tacón cuadrado con motivos de margaritas, las sandalias K Jacques x Longchamp, las alpargatas Roseau
  • El detalle bonito: la cadena de abalorios de colores para colgarla del bolso.