Lo peor de la pandemia ha quedado atrás, ya no hay restricciones para viajar al extranjero, sin embargo, los billetes de avión son 36% más caros en 2023. Este incremento se atribuye, en parte, a la invasión rusa a Ucrania y las sanciones impuestas a la importación de combustible, lo que ha generado una escalada en los precios. Además, muchas aerolíneas tienen aún parte de su flota inactiva. Según los expertos, unos 16.000 aviones necesitarían someterse a un mantenimiento muy costoso para estar en condiciones óptimas y volver a operar.

Las aerolíneas establecen sus tarifas en función de la demanda y, como es lógico, si aumenta el número de clientes, pero hay menos aviones disponibles que antes, el precio del billete subirá.

Ante esta situación, algunos pasajeros optan por esperar a última hora para reservar sus vacaciones y conseguir un descuento interesante.  ¿Qué hay de cierto sobre este tipo de chollos? ¿Realmente compensa asumir el riesgo?

La verdad sobre los vuelos baratos de ultima hora

Es cierto que a veces las aerolíneas ofrecen tarifas reducidas para llenar los asientos vacíos cuando se aproxima la fecha de salida. No obstante, estamos ante la excepción que confirma la regla. Por lo general, los precios tienden a subir a medida que se acerca la fecha y es muy raro encontrar vuelos baratos de última hora. Lo más aconsejable para ahorrar es comprar los billetes de avión al menos con dos meses de antelación.

¿Cómo encontrar entonces vuelos baratos de última hora?

No hay una fórmula mágica, pero si quieres aprovechar las ofertas de último minuto de las compañías aéreas te recomendamos:

· Suscribirte a los boletines de noticias de las principales aerolíneas.

· Investigar y utilizar comparadores de vuelo como Kayak, Expedida o SkyScanner.

· Consultar las redes sociales para ver si hay publicadas ofertas especiales.

· Las aplicaciones móviles también son útiles para buscar promociones de último minuto, aunque funcionan mejor para reserva de hoteles.

Otros consejos útiles para conseguir buenos precios minimizando los riesgos

A veces surge un imprevisto y tenemos que comprar nuestro billete de avión apresuradamente y sin tiempo para la planificación, pero si no se da esta circunstancia puedes ahorrar y viajar más seguro siguiendo estos consejos.

Sé flexible en el alojamiento

Si quieres alojarte en un hotel en concreto puede que no esté disponible cuando los vuelos bajen de precio. Explora otras alternativas sin descartar servicios como Airbnb y otro tipo de hospedajes.

Elige aeropuertos secundarios

A menudo ofrecen tarifas más competitivas que los aeropuertos principales y suelen estar menos congestionados.

Opta por un vuelo con escala

Por lo general tienen precios más económicos que los vuelos directos y te permiten visitar otra ciudad siempre que la escala sea lo suficientemente larga.

Infórmate sobre tus derechos como pasajero

Una avería, una huelga de pilotos o condiciones meteorológicas adversas podrían provocar retrasos o cancelaciones en tu vuelo, pero como pasajero tienes derecho a reclamar.

Según el Reglamento 261/ 2004 de la UE y el Convenio de Montreal, si el retraso dura más de tres horas puedes solicitar una indemnización de 250 € a 600 € en función de la distancia. En caso de cancelación del vuelo deben abonarte el importe de tu billete o reprogramarlo de manera gratuita. También puedes reclamar los daños y perjuicios derivados de la cancelación: gastos de alojamiento, taxis, comidas en el aeropuerto, etc. (siempre que conserves los tickets).

El gran inconveniente es que muy pocas veces los pasajeros que reclaman directamente a la aerolínea consiguen la compensación que les corresponde por ley. Por ejemplo, según informa Europa Press, el pasado mes de junio la compañía Air Europa canceló 15 vuelos debido a una huelga de pilotos. A los pasajeros afectados se les ofreció la posibilidad de volar los 30 días posteriores a la fecha de su vuelo original o usar el importe de su billete como “crédito” para futuros viajes con la aerolínea. Como es lógico, la oferta no era una solución aceptable para quienes tenían que desplazarse en esas fechas por algún motivo. Muchas personas habían pedido ya sus vacaciones para esos días y reservado alojamiento en el lugar de destino, por lo que  decidieron presentar Air Europa reclamaciones acudiendo a expertos jurídicos en la materia para agilizar el proceso.

Vuela en temporada baja

Las ofertas son más frecuentes en otoño y después de Navidad. Además, es probable que encuentres también opciones de alojamiento más asequibles.

Elige un vuelo de medianoche o de madrugada

Suelen ser los menos demandados y por lo tanto tener tarifas más bajas.

Sé flexible en las fechas

Si no tienes un margen muy ajustado para viajar, intenta ser flexible y compara diferentes fechas para elegir el día más barato. Según SkyScanner las compañías aéreas lanzan sus descuentos los lunes por la noche, por lo que es más probable, conseguir mejores precios los martes por la mañana. Muchas veces es posible ahorrar entre 2 % y el 15 % del billete de avión.

Sigue estos consejos para aumentar tus posibilidades de encontrar vuelos baratos, sin arriesgarte a esperar al último minuto.