Hace poco hablábamos del artista gráfico Shohei Otomo capaz de realizar ilustraciones de gran complejidad y belleza a bolígrafo, algo que demostraba que el arte está en constante cambio y cualquier material es válido para crear grandes obras. Un ámbito que siempre guarda grandes sorpresas…