¿Qué es ser multipotencial? Definición desde el punto de vista psicológico

personas que muestran una actitud constructiva, exploradora y en constante búsqueda activa del desarrollo de sus potencias. Además, cuentan con la aptitud y habilidades suficientes como para que dicho desarrollo sea posible.

Multipotencial se trata de un término o concepto que se emplea como parte de la definición de la identidad personal de un individuo, es decir, no se trata de una categoría o etiqueta diagnóstica propiamente dicha.

Ser multipotencial tiene dos vertientes: una serie de consecuencias prácticas, útiles y positivas, pero también otras bloqueantes, negativas o problemáticas. Su manifestación es particular en cada individuo y dependerá de sus propios recursos (internos y externos), educación, evolución personal y de cómo interactúe todo ello con las peculiaridades de su conducta y biología humanas (con su psicología).

Tu día a día como multipotencial

¿Cuándo te preguntan “a qué te dedicas” te quedas con cara de póker sin saber qué contestar exactamente? ¿Sientes que si tuvieras que responder tendrías que dar mil vueltas o explicaciones? Si te sientes identificado/a con estas cuestiones y le sumas a que entre tus allegados comentan que “tienes pájaros en la cabeza”, tienes fama de que cambias cada mes de ideas, de trabajo (o dedicación laboral) o intereses. Si tu círculo cercano te percibe como alguien inestable en su rumbo o incluso un/a loco/a con suerte… Enhorabuena, casi con seguridad eres una persona multipotencial.

Y es si eres multipotencial, puede que pierdas el foco con facilidad por tus múltiples intereses y proyectos, quizás hasta te cuesta terminar las cosas. Sin embargo, al otro lado de toda esta inestabilidad aparente, eres una persona cuya curiosidad lo lleva a querer aprender en profundidad sobre muchos temas y, sobre todo, conectarlos entre sí como si se tratase de un tejido.

No solo eres inteligente, sino tienes una receptividad a distintas áreas del conocimiento que te hacen tener un perfil profesional no sólo peculiar, sino también sumamente interesante. Además, eres incansable, estás en una búsqueda constante de novedad. Te sonarán los apelativos hacia tu persona como “culo inquieto”, “aprendiz de todo y maestro de nada”, “todero” (más propio de países latinoamericanos), ya que te lo habrán dicho un millón de veces.

Desde Moove Up estamos trabajando en un test que te ayudará a determinar si eres o no eres una persona multipotencial, pero, mientras tanto, si te sientes identificado/a con todo lo que estamos exponiendo aquí, casi con seguridad lo seas.

¿Existe un “diagnóstico” en Psicología para los multipotenciales? Multipotencial vs Especialista

Aunque en el campo de la Psicología (que nosotros sepamos tras investigar) no exista un “diagnóstico” para las personas multipotenciales (no podemos afirmar que exista uno formal), si todo lo anterior te identifica es porque seguramente pertenezcas a un grupo de personas que tienen un patrón diferente de conducta al generalizado (o quizás más valorado) por la sociedad de nuestros tiempos: el de especialista. 

En lugar de graduarte en una carrera y dedicarte a trabajar de ello y seguir avanzando por ese único camino, lo tuyo es moverte por varias áreas a la vez, lo cual, como ya sabrás, a veces crea una serie de circunstancias retadoras como la inestabilidad económica, inseguridades varias, sensación de culpabilidad… Luchas constantes que una persona multipotencial deberá librar para encontrar su propio camino múltiple y superar trances como “la parálisis por análisis” o el miedo a perdernos cosas aún por explorar, también llamado “FOMO” (Fear of missing out).

Mostremos al mundo la multipotencialidad como una opción más

Tratar de encajar en un mundo que no va contigo, con unas normas sociales y laborales con las que no te identificas ¿te suena familiar? En otras palabras, el desconocimiento del término multipotencial y sus implicaciones se convierte en un gran inconveniente a la hora de vivir la vida tal y como tú la concibes.

¿Te imaginas que, en lugar de intentar adaptarte a lo establecido, puedas encontrar un camino más natural para ti? Lo cierto es que el mundo aún no se ha abierto o ha asumido la existencia de las personas multipotenciales y, esto hace que quienes no somos acabemos limitados en muchas ocasiones, ocultando nuestra forma de ver la vida y el ámbito profesional y, en definitiva, frustrados la mayor parte del tiempo.

Pero, que no cunda el pánico, ahora que sabes que lo más seguro es que seas una persona multipotencial puedes buscar aquello que necesitas para fortalecer las áreas más débiles.

Multipotenciales en el entorno laboral

La multipotencialidad es también una caja de herramientas que puedes poner a tu disposición para fortalecerte no solo como individuo, sino también en sociedad (con el mundo exterior), ya sea en tu ámbito personal, como en una empresa o como trabajador autónomo.

Si bien las cosas no funcionan como en la antigua Grecia o en la Italia renacentista en las que era más sencillo dominar todos los saberes, la multipotencialidad te permite relacionar los conceptos de forma holística e innovadora.

El mejor currículum para un multipotencial o como destacar tus múltiples habilidades

El valor que agrega la peculiaridad de conocimientos de un multipotencial al entorno es poderosa. La habilidad de relacionar diversos temas, nada natural para los especialistas, te equipa con una visión más cercana al big picture (visión del plano más general).

En un mundo de especialistas dogmáticos, es el generalista (entendido aquí como multipotencial) el que acaba llevando las riendas. ¿Es el CEO mejor contable que el CFO o el CPA?¿Era Steve Jobs mejor programador que los desarrolladores más ”top” de Apple? No, pero en su caso, tenía un amplio espectro de habilidades y logró ver cómo cosas aparentemente distintas se conectaban entre ellas. Mientras la tecnología ha logrado la democratización de la información, el espectro de visión amplio de las personas generalistas será el que podrá predecir, innovar y lograr un crecimiento rápido. Esta es la razón por la que los “Generales” se llaman así en los regímenes militares.

Tim Ferris

¿Vas leyendo con entusiasmo y sientes cómo te ha llegado un repentino “Eureka”? Te entendemos, ya que nos sucedió lo mismo cuando descubrimos la charla TED de Emilie Wapnick sobre no tener una única vocación. Y pensábamos: “¡Esa persona soy yo, lo que soy, lo que siento tiene un nombre, soy multipotencial!”. Este concepto, esta palabra maravillosa encierra un respiro para todos los que nos hemos frustrado por no entender qué estaba mal con nosotros y por qué no podíamos hacer una sola cosa y profundizar exclusivamente en ella. Ya lo sabes, no hay absolutamente nada malo contigo, solo que tu funcionamiento es totalmente distinto.

Podéis comprar su libro aquí (por ahora solo en versión inglesa):

Términos similares a “multipotencial”: Importante diferenciarlos entre sí

Lo que más nos ha costado a la hora de sacar este artículo a la luz es investigar a fondo para dar una idea lo más exacta posible del significado de la palabra “multipotencialidad” y de lo que significa ser multipotencial. Había un espectro de términos en el aire, que se han ido popularizando de manera diferente según los países y entornos. Pero lo principal para nosotros era dejar cristalina la definición de todos ellos para conocer hasta dónde alcanzan sus límites y que cualquier lector pueda reconocerse con un término u otro.

Y es que no todos los conceptos de los que hablaremos a continuación son sinónimos de multipotencial como se afirma en otros escritos que hemos leído en Internet, si no que deben quedar muy claro los matices que los diferencian entre sí.

Polímata / Polimatía

Todo polímata es multipotencial, pero no se puede decir lo contrario. Literalmente, el polímata es la persona que aprende de muchas cosas. El polímata es un maestro o especialista en un número variado de disciplinas (maneja o manejanba, cuando el saber no había evoluacionado hasta el punto de hoy en día, casi todas las áreas del mismo).

Debido a la basta cantidad de información que la humanidad ha acumulado, a la rapidez con la que suceden las cosas, combinado con una sobreinformación y el estado de inmediatez generalizado a la hora de recibir y emitir información, es cada vez menos frecuente que podamos encontrar esta tipología de personas. 

Piensa en personas como Leonardo Da Vinci, Hipatia de Alejandría, Pascal, Newton, Asimov, Foucault, Umberto Eco. Esto quiere decir que como multipotencial puedes convertirte en polímata si te dedicas a especializarte en una amplia variedad de temas y llegas hasta la genialidad en algunos casos. Un dato curioso es que Einstein era un genio, pero no un polímata.

También conocido como el Hombre renacentista (Uomo Universalis), representante de la premisa de Leon Battista Alberti que reza: “Un hombre puede hacer todas las cosas si lo quiere”. Este hombre renacentista cumplía con un perfil de caballero, experto en defensa con diversas armas, poeta, amante del conocimiento y la ciencia, artista de alguna índole y también filósofo. Hombres educados en cierta clase social según estos parámetros que recuerdan a la educación en la antigua Grecia y Roma. 

Si trasladamos a este hombre a los tiempos modernos quizás la vastedad de su conocimiento no alcance para abarcarlo todo, pues tendríamos que agregarle varios siglos al currículum de estudios.

Multiapasionado/a (Filómata)

Hacemos mención a este término que es parecido al anterior pero la diferencia es que no implica alcanzar ninguna maestría, sino que se expresa en el amor por el aprendizaje variado. Quizás por este camino podemos encontrar el término multiapasionado como aquel que explora varias pasiones.

Escáner / Scanner

Barbara Sher es una pionera, incluso anteriormente a Emilie Wapnick, en el tema de buscar un término para aquellas personas que tienen una “curiosidad intensa sobre numerosos temas no relacionados”, aquellos individuos que no “quieren especializarse en alguna de las cosas que ama, porque eso significaría abandonar el resto”.

En su libroRefuse to Choose presenta análisis sobre la situación emocional por la que pasamos los multipotenciales. Dicho análisis resulta muy útil para comprender hasta qué punto hemos sido incomprendidos en un sistema educativo y profesional, que ensalza al especialista como individuo perfecto para que la máquina siga andando.

En términos de multipotencialidad, quizás exista una sutil diferencia entre el multipotencial y el escáner de Sher. Mientras que todos los multipotenciales somos escáneres, lo contrario no parece ser una condición. Dicho de otro modo, un escáner no tiene que ser un multipotencial, ya que no necesita especializarse en ninguno de los temas que llaman su atención. A este individuo le bastará con conocer del tema y hacer múltiples cosas al mismo tiempo (incluso podría especializarse en otra cosa que no le apasiona tanto y/o en otras cosas que sí pero no necesariamente en todo).

Términos populares con los que se describe a los multipotenciales

El término más difundido para describir a los multipotenciales en el habla popular podría ser todólogo (o todero en latinoamérica). Existe en la RAE y se refiere a la persona que “cree” saber y dominar varias especialidades. Un poco despectivo al parecer, porque eso de que “se cree las cosas” parece acercarnos más al charlatán o “vendehumos” de forma indirecta.

También nos dicen los “eternos aprendices”,  u otra frase que nos suelen dirigir con connotaciones no del todo positivas es la frase: “aprendices de todo y maestros de nada”. Y es que la multipotencialidad es interpretada, en muchas ocasiones, como una dificultad para encontrar la estabilidad, pero no, no se trata de estabilidad, sino de que constituimos otro paradigma, otra forma de ver el mundo y de hacer las cosas. 

Nos conocen como generalistas para ponernos al otro lado del especialista, pero la verdad es que el multipotencial puede ser un especialista en determinados temas.

Y, por último, el más coloquial somos “culos inquietos” o “culos de mal asiento”. Estamos pasando de un tema a otro, en apariencia, aunque lo que los demás desconocen que de cada cosa siempre sacamos un aprendizaje práctico para nuestra vida y/o profesión y, siempre estamos enlazando cada conocimiento para tener perspectivas innovadoras y disruptivas. 

¿Y en tú país qué términos se utilizan para definir a los multipotenciales o algunos de los conceptos similares? ¿Alguna expresión que no hayamos comentado aquí?

Las 8 principales ventajas de ser multipotencial: ¿Qué debes aprovechar de tu multipotencialidad?

Como multipotencial cuentas con una serie de rasgos o características, algunos muy positivos y otros que constituyen una serie de hándicaps. Conocerlos te dará la oportunidad de aprovechar las ventajas que ofrecen y manejar los retos que puedan presentarse. Las siguientes son las ventajas o rasgos positivos, una lista de elementos comunes a todo multipotencial, en mayor o menor medida, pues en cada uno de nosotros se manifestarán de diferentes formas, pero que juegan a nuestro favor. 

Capacidad de desarrollo

La capacidad puede definirse como el conjunto de condiciones de una persona que le permite hacer algo, lo cual se transforma con el dominio de la materia en una habilidad y luego en una competencia. El multipotencial, en general, cuenta con una batería de condiciones que le permiten adquirir estas competencias e, incluso, desarrollarlas hasta un nivel de maestría. Por ejemplo, los multipotenciales suelen tener un coeficiente intelectual igual o mayor a 115, lo cual se considera altamente dotado (Si quieres saber sobre tu coeficiente intelectual ve a www.mensa.org). Somos capaces, por otro lado, de utilizar esa alta inteligencia en los cuatro cuadrantes (eje direccional> y sistema racional/heurístico, de abajo a arriba y de arriba a abajo, así como desde lo racional hasta lo mecanizado).

Búsqueda activa de novedad

Aquí es donde cuadra eso de “culo inquieto” y es que, como multipotencial, habrás notado que tu curiosidad es una fuerza imparable. Existe en nosotros una avidez constante por la novedad, una búsqueda de nuevos estímulos y formas. Por ello, nuestro grupo de amigos suele ser un poco ecléctico (¿seguramente se han juntado en tu cumpleaños y ha sido un espectáculo digno de estudio ver a toda esa gente toda mezclada?). Y, por otro lado, eso de las “tribus”, etiquetas, grupos de pertenencia, nos agobian un poco hasta que encontramos con algunos que logren adaptarse a nuestro ritmo

Interrelacionalidad politemática

Quizás te ha sucedido en algún ámbito que te relacionen con el concepto de la innovación y es que tus soluciones no parecen ser las más comunes, porque eres capaz de relacionar tantos temas entre sí cuentas con una visión holística que te hace ver más allá de lo evidente (guiño para los de la generación de Thundercats). Te mueves en varios ejes del conocimiento y, más allá, también en un plano en el que los conocimientos se relacionan entre sí formando un tejido interrelacionado.

Leyendo sobre la multipotencialidad, algunos aseveran que los conocimientos son en áreas que pueden parecer contradictorias como, por ejemplo, el arte y la ciencia. La propia Emilie Wapnick en su libro define al multipotencial como alguien con muchos intereses y búsquedas creativas. Sin embargo, el multipotencial funciona como aquel hombre del Renacimiento o la Grecia antigua que cruzaba las aguas sin siquiera saber que así lo hacía.

Síntesis de ideas

Si lo conectamos con el elemento anterior, la interrelacionalidad politemática, entonces tendremos un buen tándem para lograr esta visión innovadora que nos caracteriza. De una diversidad de temas y conceptos, los multipotenciales son capaces de sintetizar ideas. En otras palabras, el multipotencial puede entender las conexiones entre los diferentes conceptos para sintetizar otros nuevos a partir de ellos. Una habilidad única a la hora de investigar y crear contenido. Somos capaces de masticar rocas y crear a partir de sus pedazos.

Inteligencia alta

La inteligencia es la capacidad que permite al individuo resolver problemas o crear ideas originales, comunicarse y aprender entre otros. Tu inteligencia, como multipotencial, se considera alta. ¿Quizás sea la un genio? Puede ser, aunque sí coincide mucho con personas de altas capacidades AACC. Seas lo que seas, la parte práctica del asunto es que esas capacidades están en una alta medida en ti. Sin embargo, recuerda que entrenarlas es vital y nunca es tarde gracias a la neuroplasticidad.

Inteligencias múltiples

Dependiendo del país en el que te encuentres, al final de tus estudios básicos te hicieron un conjunto de exámenes para determinar tu siguiente paso. Los multipotenciales suelen tener resultados que son muy parejos y vuelven locos a los algoritmos. A Olga C. Morett, alias “Mujer Cronopio” y coautora de este artículo que lees, esas pruebas le dijeron que ella debía ser teóloga, detective privado o escritora. Resultó que ella decidió estudiar Ingeniería en Computación (Informática), mientras estudiaba materias en literatura y filosofía, para después estudiar una maestría en filosofía, especializándose en Platón. En fin, como ya sabrás, los currículums multipotenciales son un pequeño dolor de cabeza para los departamentos de Recursos Humanos y sus clasificaciones especializadas. LinkedIn, sabes que esto también va contigo…

Howard Gardner presenta la teoría de inteligencias múltiples en la que expone que todo ser humano posee todas las inteligencias en diferentes cantidades y, así cada persona, tiene una composición intelectual particular.

¿Cuáles son las inteligencias múltiples?

  • Visual/Espacial: capacidad de pensar en imágenes para visualizar precisamente y de forma abstracta
  • Verbal/Lingüística: Habilidades verbales bien desarrolladas y sensibilidad a los sonidos, significados y ritmos de las palabras
  • Matemática/Lógica: habilidad de pensar conceptualmente y de forma abstracta, así como la capacidad de discernir patrones lógicos y numéricos
  • Kinestésica: habilidad de controlar los movimientos del propio cuerpo y manipular cosas hábilmente.
  • Musical/Rítmica: habilidad de producir y apreciar el ritmo, tono y timbre.
  • Intrapersonal: capacidad de ser autoconsciente y en armonía con los sentimientos interiores, valores, creencias y procesos de pensamiento.
  • Interpersonal: capacidad de detectar y responder apropiadamente a los estados de ánimo, motivaciones y deseos de los otros.
  • Naturalista: habilidad de reconocer y categorizar plantas, animales y otros objetos de la naturaleza.
  • Existencialista: sensibilidad y capacidad para enfrentar preguntas profundas sobre la existencia humana, como el significado de la vida, la mortalidad y nuestro origen.

Receptividad

Buscamos nuevas experiencias y eso nos hace desarrollar una receptiva a distintas experiencias, la cual puede manifestarse como una empatía ya sea por un individuo o una cultura entera. Esta receptividad también nos provee de la habilidad para ser puentes naturales entre posiciones diversas u opuestas. Por ejemplo, podemos pensar en un multipotencial que esté en el medio de la cadena entre el negocio y la tecnología, éste tendrá que constantemente actuar como un traductor a fin de que ambos bandos logren acuerdos en asuntos que pueden parecer contrarios en principio o desde cada especialidad.

La receptividad también se manifiesta en nuestra forma de aprender, pues estamos en disposición para ensayar métodos innovadores o poco convencionales. De hecho, uno de los retos de los multipotenciales tiene que ver con esta falta de identificación en el sistema educativo que predomina en el mundo: la especialización

Meta-aprendizaje (aprender a aprender)

Nuestra curiosidad nos lleva a un nivel en el que nosotros mismos nos convertimos en nuestro objeto de estudio. Sentimos una necesidad muy fuerte por aprender nuestros mecanismos cognitivos. Nos fascina el funcionamiento de esta máquina que llamamos cerebro. Nos preocupa nuestra propia manera de aprender, pues queremos mejorarla y explorar. A final de cuentas somos eternos aprendices.

La práctica hace al maestro reza la máxima. En nuestro caso, el meta-aprendizaje se traduce en la fácil adaptación a las diversas circunstancias. Digamos que comenzamos en un lugar nuevo a trabajo, pronto aprenderemos los procedimientos y las tareas relativas a nuestro puesto. Si sale al mercado una nueva técnica o lenguaje de programación seremos de los pioneros que buscarán aprender. Podemos convertirnos, si nos organizamos, en una máquina de aprendizaje. Existe un pequeño problema con esta habilidad, sufrimos de un síndrome llamado el siguiente objeto que brille (next bright thing) y nos dejamos llevar por la novedad rápidamente.

5 problemas que pueden afectar a los multipotenciales. ¿Qué puede ser un reto para ti si eres multipotencial?

Resistencia a la falta de novedad, necesidad de variaciones y estímulos nuevos superior a la media

Resulta un poco complicado en un mundo laboral y educativo protagonizado por la especialización. Convertirnos en un engranaje de la máquina o hacer un trabajo repetitivo no es lo nuestro. Sin embargo, hay excepciones, podemos ser como Einstein que trabajó en una oficina de día y de noche combatía el crimen. Mentimos, ese era Clark Kent. En fin, en la noche desarrollaba esas teorías que cambiaron el mundo.

A lo que queremos llegar con todo esto es que necesitamos mantener el flujo de impulsos nuevos para no caer en estados depresivos y ansiosos debido al alto nivel de frustración que viene por el aburrimiento constante.

Múltiples focos

Múltiples potencias, múltiples focos. El reto está en organizarnos de forma tal que podamos llevar a término nuestros proyectos y no nos sintamos que abandonamos todo. Como individuos nos hace falta esa sensación de llegar a un hito, de tachar el elemento de una lista como “HECHO”, de decir: “aquí está lo que creé”. Mi creación existe en el mundo real. “Está vivo”, gritaría Victor Frankenstein.

Es importante tener una organización que nos permita fluir en nuestra creación sin que todo caiga en el caos. No temas, existen muchos recursos para crear este segundo cerebro que nos va a asistir en el mundo real (o digital, porque seamos claros ya todo está en la nube).

De hecho, en nuestra comunidad de Moove Up, de desarrollo personal y profesional para multipotenciales iremos lanzando fórmulas para que estos retos puedan ser abordados por cualquier multipotencial.

Dispersión ante estímulos de intensidad similar

Otra manera de llamar a “la parálisis por análisis”. Aquí se encuentra uno de los retos más complejos para los multipotenciales. En cada una de nuestras historias encontramos momentos en los que hemos sufrido, literalmente padecido, el dolor de tomar una decisión<. Simple. Tomar una significa soltar las demás. Por ello, sufrimos cuando debemos comprometernos 3 o 4 o 5 años a una carrera universitaria que no sabemos con certeza si nos gusta como para dedicarnos la vida entera a ella y tener un futuro brillante (¿te has quedado sin aire al leer?, esa era la idea). 

Dificultad de autorrealización 

Seguro que ya sospechas por dónde va este reto. Si el sistema educativo y profesional no se adapta a nuestros perfiles, nosotros tenemos la opción de adaptarnos al sistema o rebelarnos. Ambos tienen sus consecuencias, ya que culturalmente hay ciertos parámetros de autorrealización que atendemos. Sí, nos dirás que ya tú no tienes nada que ver con estos parámetros. Y, te diremos que si bien en este punto de tu vida quizá pesen menos no siempre fue de esa manera (o no, quizás estés en tu peor momento con respecto a ello). Así que el reto está en romper esos patrones de lo esperado por la sociedad, la familia, los propios amigos y la pareja, incluso, en ocasiones, hasta los propios los hijos. Romperlo para construir una base que sirva para nosotros como multipotenciales. Por supuesto, romper cosas puede tornarse en un proceso doloroso y no siempre culmina en éxito.

¡Ánimo con esto!, ya que saber que eres multipotencial es entender tus circunstancias de una forma diferente y ese es el principio de todo cambio. Saber que eres multipotencial te dará pistas sobre tu propio concepto de autorealización.

Miedo a perderse las cosas  “Fear of missing out”

Os decíamos hace unas líneas que nuestro tiempo es finito. El tiempo es nuestro más valioso recurso como multipotenciales, saber usarlo es un reto enorme. Diversas opciones, todas atractivas, ¿cómo quedarnos con una sola? Y no, no lo haremos. Entonces trataremos de poner todo en nuestro calendario hasta que explote. Y es cuando explota nuestro calendario cuando, acto seguido, por lo general, nuestro cuerpo y mente explotan a la vez. Ese miedo a perdernos las cosas se traduce, a largo plazo, en un potencial burnout o agotamiento.

Beneficios de actuar acorde con tu multipotencialidad

Ser multipotencial va más allá de etiquetarte. En realidad, las etiquetas como estas sirven para que te ubiques en la comunidad, para que encuentres tu lugar en el mundo y sepas quién eres y con qué cuentas para llevar la vida que decidas. Seguir explorando el camino de la multipotencialidad te llevará a

  • Conocerte cada vez mejor y entender cómo funcionas
  • Evitar estados de frustración continua que pueden llevarte a procesos de ansiedad y depresión
  • Encontrar personas que compartan tus intereses
  • Encontrar personas que comprendan que ser un bicho raro, como nosotros, también cabe dentro de las posibilidades
  • Buscar las herramientas de cualquier índole que te ayuden a sobrellevar esos retos de la multipotencialidad
  • Tomar decisiones más acertadas en base al conocimiento que tienes de tus condiciones y circunstancias.

NOTA AL LECTOR:

Este artículo que has leído se trata de un esfuerzo por esclarecer la terminología de la multipotencialidad y otros rasgos similares con los que se la confunde. Es un intento de esclarecer, por tanto, la definición rigurosa del concepto y el análisis de lo que significa realmente ser multipotencial, la experiencia en el ámbito laboral de los multipotenciales, las ventajas con las que cuentan y los retos a los que deben enfrentarse.

Con ello, hemos pretendido hacer el texto más explicativo y esclarecedor posible para que no existan confusiones que hemos ido observando hace tiempo en algunas publicaciones, de tal manera que la divulgación de este tema sea lo más veraz y fiel posible a su realidad.

Para la elaboración de este artículo hemos co-creado, Adrián Sabrafén, Psicólogo y Científico Conductual, Olga C. Morett multipotencial y creadora del canal de YouTube “Mujer Cronopio”, en el que trata constantemente de temas relacionados con la multipotencialidad, los retos a los que se enfrentan los multipotenciales y las ventajas que les hacen ser perfiles de gran valor en todos los niveles de la vida, pero, en especial, en el laboral. Igualmente Laura Alejandro Fuentetaja, directora de Moove Magazine, co-creadora junto a Olga de la comunidad de Multipotenciales de la sección de desarrollo personal y profesional de Moove Up, ha contribuido en la elaboración del que esperamos sea uno de los artículos más completos y esclarecedores que hay actualmente en esta materia.