La palabra abreviada glam proviene de glamour, lo cual de primeras nos hace pensar que este estilo se basa esencialmente en el lujo, destacando la elegancia siempre por encima de cualquier cosa.

Lo cierto es que el estilo glam mezcla una amplia gama de estilos de interiores: rústico, escandinavo y shabby chic, y también adopta muchos elementos de diseño del art déco, el estilo moderno y tradicional. Sin embargo, existen elementos específicos que siempre están presentes en este estilo. Así es como este estilo comienza con un aspecto tradicional y agrega un poco de dinamismo a través de muchos detalles ornamentales un poco más ostentosos, creando una apariencia deslumbrante, brillante y elegante. Con este estilo conseguirás mostrar tu gusto distintivo y tu sentido de ti mismo. Te ayudará a reflejar tu propia personalidad en tu hogar.

Si eres fanático de todas las cosas bonitas, elegantes y, en general, extravagantes, el estilo glamoroso puede ser perfecto para ti. Si quieres saber cuál es el estilo glam para emplearlo en todos los lugares de tu hogar, entonces quédate leyendo este artículo.

Características del estilo glam

Glamour no es sinónimo de caro: juega con los textiles

Lo primero que queremos dejar claro es que para obtener un estilo glam no es necesario tampoco gastar un exceso de dinero. En este estilo los textiles son un punto importante a resaltar, ya que con ellos podemos transformar un ambiente que podría lucir bastante simple de primeras y darle un resultado espectacular.

Para conseguirlo, atrévete a jugar con el terciopelo y el cuero, así como combinarlas con telas de lentejuelas o con algunas de pelo largo que te darán sensación de confort y de lujo. No obstante, la tela jacquard es la mejor opción para este estilo. Esta tela se caracteriza por ser brillante y tener estampados complejos, casi siempre de motivos florales o geométricos. Puedes destacarla en las cortinas, alfombras o incluso en el sofá. También debes tener en cuenta patrones como las escamas, el damasco y los estampados de animales y geométricos en cualquier forma, pues son claras influencias Art Deco del estilo glam.

Resalta la sofisticación y mezcla estilos

En este estilo lo más importante es conseguir glamour y hacerse notar para resaltar entre lo popular o “básico”. Es por eso que si ya tienes otro estilo en casa, intenta probar a combinarlo con el estilo glam, pues es un diseño que generalmente sabe funcionar con otras tendencias, como el industrial, el rústico o el escandinavo. A cualquiera de ellos, el glam lo eleva y les proporciona un toque más exclusivo y único.

escritorio al estilo glam moderno
Design Décor Decoded

Paletas de colores contrastadas

En el estilo glam es fundamental que domine una paleta de colores más neutra para hacer brillar los elementos glamurosos. El beige, el gris o al blanco proporcionarán a las paredes y techos la elegancia y sencillez que bien caracteriza a este estilo y se pueden combinar con otros colores más intensos o pasteles, como el negro, el rojo vino, azul oscuro, rosa pastel, violeta o el dorado.

Si dispones de espacios luminosos y amplios, aprovéchalos y emplea en las paredes tonos negros, verdes o azul oscuro. Por ejemplo, el blanco, el negro y dorado son todo un éxito en la decoración glam, una combinación clásica que nunca falla, o también puedes mezclar el tono plata con el gris o beige. Estas combinaciones pueden repetirse en cualquier habitación de tu espacio y no supondrá ningún problema. La idea es elegir un tono neutro y combinarlo con un par de tonos más fuertes o pasteles.

Por otro lado, es importante que la paleta de colores que elijas se mezcle bien con los elementos decorativos como alfombras, cortinas y otros objetos de diseño. Por ejemplo, si en una pared oscura decides colocar cuadros con marcos dorados no dudes en que será un acierto.

Iluminación y brillo en metales y espejos

Los colores neutros y llamativos y los patrones pueden ser la base de un interior glamuroso, pero todo el brillo que se aporte es sin duda un componente esencial en este estilo.

Para conseguir que tu espacio llame la atención, utiliza los espejos en el diseño de interiores, pero no sólo en espejos con marco, si no en aplicar los espejos en muebles completos como en escritorios, en tocadores o en armarios. Todo lo que permita aplicarle espejos para duplicar la luz  y hacer el espacio aún más grande será un acierto.

Estilo glam en un pasillo con muebles con espejos
Design Décor Decoded

La iluminación ha de ser espectacular si deseamos lograr un interior lujoso. Una iluminación que sea opulenta, dramática e impactante es la joya adecuada para un interior glamoroso. Los candelabros de cristal y las lámparas colgantes de metal funcionan muy bien en este estilo, y si son de tipo araña o chandelier conseguirán llevar tu espacio a otro nivel.

La diferencia está en los elementos decorativos

Acércate más que nunca a los colores y patrones más llamativos. Comienza eligiendo un color/patrón base y construye el resto del diseño en torno a esa idea.

Cada objeto que utilices debe ser distribuido de forma armoniosa, teniendo en cuenta los tamaños y las reglas básicas de decoración (no colocar más de tres objetos decorativos juntos, por ejemplo). Detalles como los carritos de bar, los cojines con lentejuelas, el mobiliario de vidrio y los arreglos florales con colores llamativos serán un total acierto.

Si consideras que ha llegado el momento de sacar el punto estrafalario, debes saber que los muebles cuadrados y modulares así como piezas que todo el mundo tiene de decoración no son bienvenidos en este estilo. Incorpora formas y busca piezas que sean únicas y tengan un carácter diferente.

A través de los accesorios de iluminación, espejos, alfombras, sillas transparentes, alguna pieza de arte moderna o una escultura abstracta, un jarrón dorado o un cojín de colores llamativos, el estilo glam lo tendrás dominado.

Di sí a los muebles capitoné

Un sofá chester o un cabecero de cama con esta técnica abotonada será perfecto. Son clásicos y destacan en varios estilos de decoración ya que son muy adaptables a cualquier ambiente. Los sofás de color negro o blanco y las sillas Luis XVI quedarán ideales. Si no consigues un mueble de este tipo, no te preocupes, puedes optar por una opción mas económica: retapizar el sofá que ya tienes.

Para acompañar al sofá, puedes también optar por agregar muebles con detalles ornamentados y adornos que muestren rastros del Old Hollywood y Art Deco.