Una nueva tendencia ha llegado hasta nuestras ciudades. Se trata del afterwork, una forma de pasar un rato agradable con nuestros compañeros de trabajo, al tiempo que ponemos el broche final al día y nos relajamos de nuestra jornada laboral.