Lorenzo Castillo es uno de los más reconocidos decoradores españoles. A lo largo de su carrera profesional ha sabido congeniar a la perfección los elementos más clásicos del diseño de interiores  con las antigüedades.