La neuroarquitectura ha demostrado que la decoración de un hogar no solo es importante para la organización del espacio y la luz, sino que, además, influye en el cerebro y las emociones. Decorar es algo más que crear ambientes siguiendo las últimas tendencias. Al elegir las formas y…