Una de las modas que más fuerte están pisando en decoración e interiorismo es apostar por materiales naturales. Bambú, cáñamo, mimbre, ratán… Son materias primas sostenibles, manejables y capaces de dotar de un aire zen a cualquier ambiente, y serán tus mejores aliados para la decoración de interiores.