La decoterapia es una disciplina que nos ayuda a mejorar nuestro estado anímico y, en consecuencia, físico a través de la decoración de nuestro hogar. Y es que tanto la orientación de nuestro muebles, los objetos mismos que elegimos para que convivan con nosotros día a día o cosas tan sencillas como los colores elegidos, pueden hacernos sentir más felices si todo ello se elige de una manera adecuada.

Elementos del hogar que se tratan en la Decoterapia

La decoterapia, por tanto, trata por medio de la decoración que logremos una vida más relajada y feliz a través del estudio de diferentes elementos que influyen en nuestro hogar. Veamos algunos de ellos:

  • La luz. Es un aspecto sumamente importante y esencial en un hogar, no solo físicamente sino también mentalmente. Un espacio con luz natural nos transmite bienestar y tranquilidad, además de disminuir nuestras tensiones. Por lo tanto, nos ayudará a dormir mejor, a concentrarnos en lo que hagamos dentro de nuestro hogar ya sea trabajar, estudiar o simplemente leer y nos sentiremos con mejor humor.

Decoterapia cocina nordica blanca

¿Tu casa no tiene mucha luz natural? No pasa nada, vamos a darte un truco simple para que al menos parezca tener más luminosidad. Debemos elegir unos colores claros para la decoración y los muebles, por ejemplo: las cortinas, los muebles, las paredes, los cuadros o jarrones que decidamos poner en nuestro espacio…

De esta manera, haremos que la luz natural tenga más posibilidades de entrar en nuestro hogar.

  • El color. Es otro aspecto importante para tener en cuenta a la hora de decorar tu espacio. Sin darnos cuenta los colores nos transmiten sentimientos y sensaciones que influirán en nuestro día a día. Por ejemplo, nos puede gustar mucho el negro porque es sofisticado y discreto, pero no deberíamos poner un espacio con todo en ese color porque posiblemente nos decaeríamos y nos apagaríamos (aparte de que no nos proporcionaría nada de luz).

salon art deco

Con la decoterapia combinamos colores que nos gusten y que nos transmitan positividad (por supuesto que cada persona es un mundo, cada color transmitirá una sensación diferente a cada una) y así conseguiremos tener un espacio combinado de colores y sensaciones positivas. A veces, hay que tomarse un tiempo para poder descubrir lo que cada color nos transmite.

  • Las plantas. Son una decoración natural con un verde que nos traslada de inmediato a un entorno natural. Las flores al igual que las plantas nos transmiten buenas sensaciones, nos dan una agradable compañía y nos conectan con la naturaleza a la vez que decoran.

Decoterapia decoracion vegetal interiores

Lo ideal es que sean naturales, pero si no es posible porque no tenemos tiempo para cuidarlas o porque no se nos da bien la jardinería, tenemos ya plantas y flores artificiales muy logradas. Podemos elegir plantas en macetas pequeñas para colocarlas en el suelo discretamente o también en alguna estantería. Las macetas colgantes quedan muy elegantes a un salón. Sea cual sea la planta o flor elegida la gratificación siempre será muy positiva.

  • La apertura visual. Nos referimos a cualquier espacio abierto de la casa donde podamos disfrutar del aire libre y de lo que nos ofrece el exterior. Estamos hablando, por ejemplo: de balcones, terrazas o simplemente ventanas, que aunque sean espacios al aire libre muy pequeños podemos sacarles partido de alguna manera.

Decoterapia salon boho art deco

¿Cómo? Simplemente, asomándonos y respirando el aire puro de la calle o dejando que el sol nos acaricie la piel, eso nos va hacer sentir un poco más relajados.

En ese caso, recomendamos, si tienes un espacio exterior, decorarlo de manera alegre o relajante (lo que prefieras) introduciendo vegetación y ornamentos, así no sólo alegrarás tu espacio, sino también lo harás hacia el exterior.

  • El orden. En este caso no vale que alguien piense: ¡es mi orden dentro de mi desorden! No tener las cosas colocadas provoca un caos que trae consigo la frustración de no encontrar nada, perder tiempo en buscarlo y emocionalmente nos desmoraliza y desgasta. Tampoco se trata de ser un perfeccionista innato, sino simplemente buscar el equilibrio de ambas formas de ser. Por ejemplo, sería bueno que cuando llegamos a casa no tiremos las cosas, sino que nos acostumbremos a dejarlas siempre en el mismo lugar antes de relajarnos en el sofá (en la entrada de casa o en un cajón a la vista).

¡OJO! En el orden y la colocación de las cosas incluye hacer la cama, lo que mucha gente suele recomendar hacer a primera hora del día como “símbolo” para sentir que nuestro entorno ya comienza con un orden y con una tarea cumplida desde primera hora del día.

¡Y recuerda! Las áreas horizontales como las mesas y los escritorios es conveniente tenerlas lo más despejadas posible, así a la hora de trabajar, comer o hacer cualquier cosa en ellas estaremos más cómodos y no perderemos el tiempo en recoger y limpiar primero (aparte de conferirnos más calma visual).

  • Conexión entre tu hogar y tú. Tu casa tiene que ser un sitio que conecte contigo, tiene que ser una parte de ti. Para ello, debemos decorarla con cosas que formen parte de nuestra vida, como por ejemplo: fotos con familiares y amigos, una estantería con libros que hayas leído y te hayan encantado, objetos para nuestro ocio y que además, te gusten para decorar tu hogar (así harán doble función).

salon eclectico

No se trata de recargar los espacios al máximo porque de esa manera nos estresarían y nos agobiarían; sino  que en cada pequeño hueco de cada habitación podamos dar una pincelada de nuestros recuerdos, viajes y de nuestra vida en general para que sea un hogar especial con personalidad y única, como tú.

En breve organizaremos un webinar gratuito de Decoterapia. No dudes en suscribirte a nuestra Newsletter o nuestras redes sociales para recibir toda la información con el día y la hora adecuados.

Imágenes: Revista Clara, Delikatissen, El Mueble, NovenoC, Antic and Chic