La Chalk paint o pintura de tiza es un material que, aunque inspirado en técnicas antiguas, ha supuesto toda una revolución en la decoración y el bricolaje por su comodidad, atractivo e infinitas posibilidades.