Si nos dicen Reig Martí y somos de la generación de los años 80 hacia atrás, nuestra cabeza volará rápidamente a las camas (es inolvidable la campaña publicitaria) y quizás llevemos mucho sin ver a la marca pasar por la televisión, pero desde luego aquello…