Para los amantes del queso volvemos al lugar donde el paladar disfruta de unas combinaciones exquisitas y lo inimaginable se vuelve real. Si este verano en Poncelet Cheese Bar nos sorprendieron con sus tapas únicas, ahora le toca el turno a los desayunos.

Ya sabemos que esta comida es la más importante del día (o debería serlo) y en Cheese Bar no se olvidan de ello, por lo que ofrecen una nueva propuesta para disfrutar de la primera comida de nuestra jornada: el desayuno lentoslow breakfast, con el objetivo de comenzar el día de una forma relajada, agradable con el aporte la cantidad de energía necesaria para emprender las actividades diarias.

Macaron de Chocolate y cremoso de Stilton
Tosta Cheese Bar

Los desayunos de La Granja Poncelet son el resultado de las escuchadas propuestas y necesidades de sus clientes. Para proporcionar esta nueva modalidad de desayuno, el desayuno lento, Poncelet Cheese Bar ha ampliado su horario de servicio que, a partir de ahora, será de 8:30h hasta las 13hs durante todos los días de la semana.

desayuno poncelet chese bar a fuego lento

La nueva carta ofrece una inmensa variedad de alternativas a la hora de elegir, ya sea bollería tradicional como tapas elaboradas de ensaladas, raciones de pasta, carne, pescado, croquetas o sándwiches, si se desayuna a última hora de la mañana. Con independencia de la elección del desayuno, existe un denominador común: la destacada presencia de productos lácteos. Por eso Cheese Bar mantiene en su carta dos de los desayunos con más éxito: el especial lácteo, que incluye cuajadas, requesones, yogures o ricottas, y el especial Cheese, compuesto por una tabla de quesos frescos, semi-curados o lácticos, más apropiados para la primera hora del día.

Cheese Bar ofrece además el café y las infusiones con tres tipos de leche: de vaca, cabra y oveja, además de poder complementarlas con zumos, batidos, smothies, refrescos e incluso una caña de cerveza. Los Desayunos La Granja Poncelet presentan un precio competitivo ya que oscila entre los 2€ y los 13€.

desayuno restaurante especializado queso poncelet cheese bar

Poncelet Cheese Bar nació en el año 2010 en busca de la perfección en sus productos, pero sin abandonar la tradición española en el sector quesero. Se trata sin duda de uno de los restaurantes con encanto de Madrid y no sólo cuenta con 80 variedades de quesos españoles, sino también con 240 modalidades de quesos europeos. Es por ello por lo que aspira a ser todo un referente internacional en el mundo del queso.

Además de ofrecer una gastronomía distinguida, posee un diseño arquitectónico innovador, que envuelve a sus clientes en una atmósfera tranquila y exótica. Cuidando cada detalle del restaurante, aportando gusto a todos sus rincones. Cuenta con una gran vegetación interior, que se enreda en toda una de las paredes centrales del lugar, la cual se renueva al pasar las estaciones, para adaptarse bien al clima temporal. Otorgando un toque naturalista y alegre a la zona. Uno de los encantos del lugar es su Cueva, donde se realizan los procesos de maduración de los quesos, en los que la temperatura ha de estar estrictamente controlada para no interrumpir dicho proceso.

Poncelet Cheese Bar supera lo estrictamente gastronómico y va mas allá a través de su trato, cercano y delicado. Los chefs aportan información a sus clientes sobre las mejores combinaciones a la hora de degustar la variedad de quesos, por ejemplo, recomiendan consumir la mozzarella de búfala junto a frambuesas deshidratadas, ya que combinan extraordinariamente, porque da unas notas a yogurt.

 Desde luego, estas Navidades no nos privaremos de degustar uno de estos placeres e iremos a probar los nuevos desayunos.

Imágenes A Fuego Lento y Poncelet Cheese Bar